La Sanación que encontré en la Naturaleza, por Jordi Orriols - Magazine deixalatevaempremta.org -->

Magazine deixalatevaempremta.org

Un trabajo Holístico de Solidaridad y Empoderamiento personal.

Cursos solidarios de formación holística

Última hora

Post Top Ad

La Sanación que encontré en la Naturaleza, por Jordi Orriols


Como la Naturaleza sana, por Jordi Orriols

Hace bastantes años, a los 36, tuve una crisis psíquica (ahora lo diagnostican como Esquizofrenia y Trastorno Bipolar)…

Tendría que haber ido al hospital, para que me ingresaran, pero no lo hice… Rompí con todo, en esa época estaba casado y con un hijo, y me fui a vivir a la montaña, solo, primero con una tienda de campaña, más tarde en una cabaña de madera en el Castillo de Gallifa, después junto a mi compañera y sus hijos viví entre los volcanes de Olot, y a continuación en un pueblecito cerca de Balaguer… He vivido en la Naturaleza casi fuera del sistema, o sea, a ratos sin un euro, porque nunca a acabas de estar desligado completamente del sistema… Y la Naturaleza me curó… Ahora que vuelvo a estar dentro de la ciudad cárcel, la enfermedad vuelve a atacarme… Sencillamente porque es aquí donde vive la enfermedad, en la Naturaleza no hay enfermedad, hay vida.


Hay algunos que somos más sensibles que otros, se ve, y esos algunos manifestamos antes los efectos de la locura colectiva en la que vivimos. No estamos separados, estamos unidos en lo invisible, en la conciencia colectiva y más allá…

Lo primero que sentí al estar solo en la Naturaleza fue su calor… Tenía miedo y ella me acogió. Me cuidó, me hizo crecer interiormente y sigue cuidando de mí cada día que pasa.

Tengo que escribir sobre cómo sanan los árboles y el bosque.

Bien. Hay gente que dice que los árboles hablan. Yo los he escuchado. Tienen una misma voz, es la misma voz de la Madre Naturaleza. La cuestión no está en si los árboles hablan o no, o si los vas a escuchar o no, la cuestión es de hasta donde sientes que llega tu conexión con la Naturaleza.
Cuando empecé a vivir en el bosque no sentía que los árboles y yo estábamos conectados. Yo estaba aquí y ellos allí.

Conforme mi yo programado en el sistema iba desapareciendo, olvidándome de las horas, los días, las semanas, las vacaciones, las obligaciones…Conforme todo eso iba desapareciendo algo nuevo, más natural y coherente se fue instalando en mí. Como lo siento: se reinstaló en mí una conexión con la naturaleza, que ya había tenido, en mi infancia, hasta que la adolescencia me empezara a arrastrar por el mundo de cemento y cristal.

Cuando vas a la Naturaleza, a un bosque o junto al mar, podríamos decir que tu campo energético se resintoniza con unas frecuencia más originales. Nosotros venimos de la Naturaleza, somos Naturaleza, pero a la gran mayoría se les ha olvidado. Ahora hay un grupo de personas que han empezado a recordar sus orígenes y que quieren hacer algo por cambiar, para evolucionar, pero no sabe hacia adonde ir… Id a la Naturaleza y allí ella os ayuda a acallar la mente, a ver las cosas desde otro punto de vista, uno más coherente con el sentir del corazón. Cuando lleva mucho tiempo viviendo en el bosque ves que esas placas de cemento llamadas ciudades no son más que algo artificial y lejano, un lugar tétrico lleno de esclavos. Y hay personas que le tienen miedo al bosque y a las alimañas, mientras las alimañas de la codicia, del egoísmo, de la lujuria… y todas esa ristra de enfermedades que pueblan las ciudades, se las están comiendo por dentro.

Vas al bosque y empiezas a respirar de nuevo. ¿Respirar? Sí, cuando estás allí te das cuenta que casi nunca te acuerdas de escuchar la vida en tu propia respiración, y entonces te sientas y respiras como si no lo hubieras hecho nunca. Y esa respiración profunda te trae un conocimiento natural, que no se explica con palabras, que tan solo se siente.

Y si lo dudas, te invito a que te abraces a un árbol y le pidas verdad que te muestre quien es y quien eres, y si tienes la humildad de escuchar, quizá tengas la suerte de escucharte a través de él.

Más que un artículo sobre cómo sanan los árboles parece más una historia explicada al psiquiatra. Pero la verdad es la que hay ahí puesta. Yo no dudo, expongo lo que tengo en m interior por si alguien le puede interesar una experiencia cercana a la locura… ¡Y el que no esté loco que levante la mano!

Te invito a profundizar en ti mismo a través de nuestra sintonía virtual: PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA RADIO





Jordi Orriols Luque
escoladelser@gmail.com

facebook.com/naturalezaproteccionradio 


No hay comentarios:

Publicar un comentario