¿Fui Cleopatra en otra vida?, por Elena Goretti - Magazine deixalatevaempremta.org -->

Magazine deixalatevaempremta.org

Un trabajo Holístico de Solidaridad y Empoderamiento personal.

Cursos solidarios de formación holística

Última hora

Post Top Ad

¿Fui Cleopatra en otra vida?, por Elena Goretti




Todos los espíritus curiosos y que creemos en la reencarnación, hemos sentido en algún momento la curiosidad de saber quién hemos sido en otras vidas…

Los que, como yo, hemos querido vivir en primera persona la experiencia de ir a otras vidas, nos hemos puesto en manos de un terapeuta de Regresiones para poder acceder a esa información.


Pero, ¿en qué consisten las Regresiones?

Se trata de una psicoterapia en la que se lleva a la persona a un estado alterado de conciencia para que ella misma pueda acceder a cualquier información que esté guardada en su subconsciente, es decir, de la cual no es consciente. Eso se consigue a través de técnicas hipnóticas y de relajación profunda que hacen que nuestro cerebro pase de un estado beta a alfa, bajando la actividad a nivel racional y consciente para permitirnos conectar con nuestra parte intuitiva y subconsciente.

A lo largo de estos años, han acudido a mí personas que habían recibido tratamiento psicológico para resolver ciertos problemas emocionales y de salud física, no habiendo tenido éxito el tratamiento recibido psicológicamente.

Nunca diré que la terapia psicológica no funciona porque eso no es cierto, claro que funciona. Entonces, ¿por qué no les funciona el tratamiento psicológico?

Eso ocurre porque, muchas veces, el origen del problema no está en nuestra parte consciente, en los sucesos que conocemos que nos han ocurrido en esta vida y que hay que sanar para que se solucione. A veces, el origen está en sucesos de los que no tenemos consciencia, como podrían ser hechos ocurridos en la etapa fetal, en el momento del nacimiento o en momentos de nuestra infancia más temprana. Por este motivo, cada vez más, los psicólogos se forman en técnicas hipnóticas para poder llevar a sus pacientes a revivir esas experiencias que les han afectado, hacerlas conscientes y sanarlas.


Hasta aquí, ¿todo parece lógico no?

Ahora es el momento de explicaros que el origen de los problemas también puede estar en hechos acontecidos en otras vidas. Sí, sí, tal cual lo estáis leyendo…

En los años de mi experiencia como terapeuta de Regresiones, debo confesar que, en la mayoría de los casos, al ir a buscar el inicio del problema a tratar, ¡la persona conecta con información que no es de su vida actual!

Esta es la parte más anecdótica y sorprendente de las Regresiones y, claro está, la que nos parece más fascinante, debo reconocerlo, pero debemos ser caut@s, no se trata de un juego curioso en el que voy a descubrir si fui Cleopatra en otra vida.

Cierto es que, si leemos los fantásticos libros de Brian Weiss sobre Regresiones, la mayoría de nosotr@s sentirá la curiosidad de saber quién fue en otras vidas, pero la Terapia Regresiva no tiene esa finalidad. Estamos hablando de una terapia y, como tal, su finalidad es ayudar a sanar ciertos problemas que la persona tiene a nivel físico, emocional y mental.


¿Por qué nos pueden afectar experiencias de otras vidas a la vida actual?

Cuando se produce la muerte de un ser humano, el cuerpo físico se muere, pero cierta información del cuerpo sutil o energético permanece para ser “traspasada” en el momento de la reencarnación en un nuevo cuerpo físico.

La información energética, que va a ser “traspasada” al nuevo ser, incluye las características físicas que debe tener, los remanentes emocionales que se han vivido en otras vidas y que deben resolverse y las lecciones a aprender y misión que se ha propuesto para esta nueva vida.

He simplificando mucho en mi explicación para que sea entendible para tod@s. Así pues, venimos a esta vida con cierta información de otras vidas que ha tenido un gran impacto en nosotr@s y que tiene la finalidad de ser resuelta para que realicemos un aprendizaje y avancemos en nuestra evolución.  

Lo que menos importa es quién fuimos en otra vida…

Un buen terapeuta de Regresiones nos llevará al inicio del problema, sin indicar el momento temporal en que eso sucedió, es decir, sea de la vida actual o de otra vida, eso no tiene importancia terapéutica.

Muchas de las personas que he tratado me preguntan si es cierta esa vida que acaban de “revivir”… Ellas son las primeras sorprendidas de haber conectado con esa información…
Yo siempre les digo lo mismo: “Qué más nos da si eso ocurrió o no en realidad, lo que está claro es que, ya sea una información cierta o simbólica, es la que tu subconsciente te muestra como origen del problema. Tratemos esa información con finalidad terapéutica para sanar el problema aquí y ahora”.


¿Qué clases de problemas se pueden tratar con Regresiones?
En realidad, todos los problemas a sanar, sean del tipo que sean, tienen relación con todos los niveles del ser humano, pues la persona es un ser holístico, un Todo en el que tanto el cuerpo físico, como la mente y las emociones, interactúan entre ellos.

Aún siendo así, os pondré algunos ejemplos para que os podáis hacer una idea de los problemas que se pueden resolver:

- Un trastorno que corresponda a la somatización en el cuerpo físico de una experiencia traumática vivida. Por ejemplo, una persona que sufre de asma, siendo el origen del problema que en otra vida murió por asfixia en un incendio.

- A nivel emocional, cualquier fobia o pánico irracional. Por ejemplo, una persona que tiene fobia a bañarse en el mar y nunca ha tenido una mala experiencia que lo justifique. El origen de la fobia está en una vida pasada en que murió ahogado en el mar.

- A nivel mental, una creencia limitante. Por ejemplo, una persona que asesinó a su pareja en otra vida y, cuando se arrepintió de lo que había hecho, se dijo a sí misma: “No merezco ser amad@”. Estos pensamientos se pueden convertir en limitantes cuando la culpa que se siente es tan fuerte que queda grabada a fuego vivo en su subconsciente. A partir de ese momento, atraerá parejas a su vida que no le amen porque no se siente merecedora del amor.


“La curiosidad mató al gato”…

Soy una amante de los refranes y dichos populares porque creo que todos ellos contienen una gran sabiduría. Y, en este caso, el dicho que me viene a la mente es: “La curiosidad mató al gato”…

Sondear en las profundidades del subconsciente es apasionante, pero seamos responsables y hagámoslo cuando realmente sea necesario, cuando no encontremos una solución a problemas que nos estén condicionando la vida de verdad, ya sean de índole física, emocional o mental, ya sean patrones que se repiten inexplicablemente en nuestras vidas.
Y, por supuesto, pongámonos en manos de buenos profesionales.


Amig@s, creo que por hoy ha sido suficiente y debo despedirme de vosotr@s, pero antes quiero anticiparos que las Regresiones se pueden realizar también con otros fines, como el de rescatar capacidades y dones, conocer el propósito de nuestra vida actual, comprender las relaciones kármicas, hacer progresiones, saltos cuánticos…

Pero todos estos temas tendré que dejarlos para otro día…


Gracias por vuestro interés y… ¡Vivid esta vida como si fuera la última!


Elena Goretti

Terapeuta de Regresiones,
Reiki tibetano y japonés,
Sintonización arquetípica,
Canalización Sibyl y
Asesoramiento a través del Tarot

tlf/wsp: 670.40.63.57
egmetaute@gmail.com


2 comentarios:

  1. Gràcies als compis del magazine per fer possible que us comparteixi els meus post!!!

    Gracias a los compis del magazine por hacer posible que os comparta mis post!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimos artículos Elena Goretti, genialidad en la escrituta, fascinante en las emociones, didáctica, técnica, sencilla, contenidos rigurosos. Muchas grácias.

    ResponderEliminar