Naturaleza... Mi musa. La fuente de la creatividad y alimento para la imaginación, Por Gabriela Hidalgo - Magazine deixalatevaempremta.org -->

Magazine deixalatevaempremta.org

Un trabajo Holístico de Solidaridad y Empoderamiento personal.





SOMOS UNA ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO

Descubre todo lo que podemos hacer por ti.

Última hora

Post Top Ad

Naturaleza... Mi musa. La fuente de la creatividad y alimento para la imaginación, Por Gabriela Hidalgo


Naturaleza... Mi musa. La fuente de la creatividad y alimento para la imaginación.

Gracias por el mar, ríos y lagos. Por las selvas y los bosques... Las montañas, los desiertos, la sabana, los azulados glaciares... Y todos esos parajes naturales que son y seguirán siendo inspiración de pintores y poetas.

El sol y la luna, la lluvia, el viento, amaneceres, atardeceres.

Gracias a toda forma de vida. Naciones de todo tipo de animales, con los que danzamos una espiral sin fin en el universo, junto a nuestra querida Madre, la Tierra.

La pintura me ayuda a expresar mi admiración por los animales, de los que nos queda tanto por aprender como especie: la lealtad, la paciencia, la constancia, su fluir en los ciclos y la comunicación con el entorno... Su sentido de misión.

Sus miradas me transmiten mucha intensidad y la certeza de que son seres inigualables, únicos, dignos, valiosos. Sé que, en cada uno de ellos, su espíritu trae una enseñanza, son maestros, o como dicen los nativos americanos, animales de poder que traen una medicina para el alma al que se le aparece, aunque sea en sueños.

Es un placer para mi retratarlos en su poderío y belleza, también un desafío que implica un camino de auto-conocimiento, donde me encuentro teniendo que superar mis imaginarios límites y abriéndome a integrar lo nuevo que me trae ese modelo, ante el cual me paso horas, observando, mientras lo pinto. Sobre todo ante la responsabilidad de retratar un animal que forma parte de una "familia mixta" de animales humanos y no humanos o "inter-especie", (he dejado de llamarlos mascotas). Estoy consciente del amor que estas personas sienten por el peludo en cuestión y es un honor que me encomienden el recado.

También paso por frustraciones que no hacen más que agrandar mis ganas de seguir aprendiendo.

Lo mejor es que tenía seis años la primera vez que retraté un animal. Era una ardilla y todavía recuerdo la sensación porque sigue emocionándome admirar esos seres llenos del saber que da el instinto natural. Gracias a esa ardilla mis padres me facilitaron este camino apuntándome a una academia donde descubrí mi vocación. Naturaleza, gracias por mostrarme el enorme poder de la humildad, ya que guardas gran belleza, poder y sabiduría en las pequeñas cosas.

Ah...Gracias por los colores!





Te invito a ver mi página web: Retrato Animales



Gabriela Hidalgo
Retratista de animales

Blog: http://retratoanimales



No hay comentarios:

Publicar un comentario