Dale la vuelta a un día gris, por Mónica Tello - Magazine deixalatevaempremta.org -->

Magazine deixalatevaempremta.org

Un trabajo Holístico de Solidaridad y Empoderamiento personal.

Cursos solidarios de formación holística

Última hora

Post Top Ad

Dale la vuelta a un día gris, por Mónica Tello


Hay días en los que te levantas con el pie izquierdo, después de pasar toda la noche dándole vueltas a un problema, una discusión, o un malentendido con un ser querido, empiezas el día cargado de energía negativa. Ese día estás predestinado a estar de mal humor, decaído, muy cansado y extremadamente irritable… El día promete tormenta emocional a no ser que hagas algo para evitarlo.

¿Quieres seguir sintiéndote mal? ¿Sabes que puedes revivir sensaciones positivas y placenteras a voluntad y darle la vuelta a un día que viene torcido? Voy a mostrarte cómo, para ello te propongo el siguiente ejercicio: Piensa en un momento de tu vida que sea muy especial para ti y descubre que emoción está asociada a él. Te voy a poner unos ejemplos: Es posible que cada vez que recuerdes a tu madre abrigándote de pequeño con una manta justo antes de irte a dormir notes como una sensación de ternura te invade; o tal vez si retrocedes unos cuantos años atrás y sitúas tu mente en esas vacaciones de verano que pasabas cada año en casa de tus abuelos de repente recuerdes la emoción y la alegría que sentías en cada reencuentro; quizás si piensas en el mar, si imaginas el ir y venir de las olas en la orilla, puede que venga hasta ti una sensación de paz y tranquilidad;  Pues bien, se trata de que revivas mentalmente una situación, cada uno debe encontrar la suya, y sientas la emoción positiva que va asociada a ella.

Para ello, te propongo que busques un lugar tranquilo, te sientes cómodamente, respires profundamente y te relajes, es preferible que cierres los ojos. Elige el estado emocional que quieras sentir (ternura, paz, amor, compasión, excitación…) Escoge una señal, una señal es algo tangible a lo que vas a asociar esa sensación, puede ser una canción, un objeto, una foto, un peluche, una prenda de ropa… Revive ese momento especial, visualízalo con detalle. Recuerda esa emoción e intensifícala tanto como puedas, siéntela al máximo. Vincúlala con esa señal que has elegido. Repite este ejercicio varias veces, durante varios días… Cuanto más practiques más fácil te resultará.

Cuando hayas conseguido vincular esa emoción a una señal, cuando la hayas recargado de energía positiva, tan solo bastará coger esa señal para traer hasta tu mente esa sensación maravillosa y podrás echar mano de ella cada vez que te sientas mal. ¿Porqué no lo pruebas?

Mónica Tello



Mònica Tello

Licenciada en psicología, escritora, instructora de yoga, técnico profesional en masaje ayúrveda, maestra de Reiki, terapeuta floral y de sonido con cuencos tibetanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario